¿Qué son los medicamentos homeopaticos?

 

Los medicamentos homeopaticos son aquellos medicamentos hechos a base de
ingredientes naturales provenientes de las plantas, los minerales y los animales.
Se dice que el origen de estas sustancias se remonta a la época de Hipócrates y
que en la primera receta de la historia de la medicina la formulo el mismo
Hipócrates, recetando una dosis de raíz de mandrágora.
Existen diferentes tipos de medicamentos homeopaticos, por ejemplo:
 Los policrestos: son aquellos que son utilizados para el tratar las
enfermedades que necesiten dosis continuas, son los más conocidos por
las personas.
 Los semi policrestos: son aquellos que se suministran a los pacientes en
dosis no continuas, es decir, que su aplicación no es constante.
 Los constitucionales: son aquellos que se aplican de acuerdo a la
contextura de la persona.
 Los nosodes: son los utilizados en los tratamientos terapéuticos.
 Los antipsoricos: son los utilizados para tratar problemas de la piel.
 Los complementarios: son los que son aplicados junto a otros
medicamentos para completar la curación del paciente.
También hay una manera en la que se debe aplicar o administrar las diferentes
presentaciones de estos medicamentos, esas son las siguientes:
 Si la presentación es en glóbulos, estos deben colocarse debajo de la
lengua y esperar a que se disuelvan.
 Si la presentación es en gotas, estas deben manetenerse bajo la lengua
unos segundos antes de tragarlas.
 Se deben administrar en el horario fuera de las comidas.
 Se deben mantener en lugares frescos y secos, manteniéndolos alejados
de la humedad y de otras sustancias.
 No deben ser manipulados con las manos, su aplicación necesita de los
tubos dosificadores.
La manera de preparar este tipo de medicamentos es pasando a través del
mortero los componentes principales de la receta, luego se comienza un proceso
de potenciación, añadiendo a la sustancia cierta cantidad de agua destilada o en
algunos casos se utiliza el alcohol. Luego de se procede a realizar el proceso de
sucusion, que consiste en dar 10 golpes fuertes para mezclar debidamente el
producto, según las normas establecidas por la medicina homeopática, este
método activa la energía de los componentes y repotencia la habilidad curativa del
medicamento.
Es importante destacar que tras la aplicación de algunos de estos medicamentos,
es posible que aparezcan efectos secundarios importantes, ya que en la

elaboración de los mismo se utilizan compuestos como la belladona, el arsénico, e
incluso la hiedra venenosa, los cuales generarían reacciones bastante peligrosas
en el organismo, llegando incluso a causar la muerte por envenenamiento.
Hay que tener en cuenta que para cualquier aplicación de una medicina sea de la
medicina tradicional o de la medicina alternativa, se debe tener el consentimiento
o aprobación del médico especialista, así que sin importar la rama de la medicina
que prefiera la principal recomendación es la no auto medicación, ya que los
medicinas tradicionales como también los medicamentos homeopaticos, sin no
son administrados bajo supervisión pueden ocasionar problemas graves en la
salud.

Deja un comentario